Bienvenido a Lisboa


Inagotable fuente de inspiración.

Emplazada en la orilla derecha del estuario del Tajo, Lisboa ha sabido preservar su belleza a lo largo de los siglos. Cuenta la leyenda que esta ciudad, abierta al océano, enamoró a Ulises, pero también a fenicios, griegos, cartagineses, romanos y árabes. No hubo pueblo ajeno a su belleza ni tampoco a las ventajas comerciales que ofrecía su excepcional emplazamiento. La ciudad alcanzó su apogeo en los siglos XV y XVI, cuando se convirtió en un gran emporio del comercio de todo el mundo conocido, y un gramo de pimienta se pagaba al mismo precio que uno de oro. En nuestros días, Lisboa goza de una espléndida posición entre las ciudades más visitadas del mundo sin renunciar a la firme preservación de su patrimonio material e inmaterial.Visitar Lisboa es beber de una inagotable fuente de inspiración.

 

ANTES DE IR A Lisboa ...


Antes de salir

Señas de identidad
  • Población: 506 654 habitantes.

  • Superficie: 84,6 km2.

  • Idioma: portugués.

  • Moneda: euro.

Documentación

Para los ciudadanos de la Unión Europea: el DNI o el pasaporte en vigor (con una validez de tres meses). Los menores no acompañados, deben llevar una autorización de salida del territorio. Si se viaja en coche, el carné de conducir o el permiso de circulación internacional, y la tarjeta del seguro.

Sanidad y Seguros
  • No se necesitan vacunas.

  • Para recibir asistencia médica en hospitales públicos, los ciudadanos españoles deberán viajar con la tarjeta sanitaria europea.

¿Cuándo ir?

Las mejores épocas son la primavera y el comienzo del otoño. En verano es imprescindible reservar.

Clima

El clima es agradable durante todo el año (excepto en pleno invierno, que es húmedo y ventoso). El verano es caluroso pero los vientos del litoral suavizan las temperaturas.

Diferencia horaria

El huso horario utilizado en Portugal Continental es GTM: una hora menos que en España.

Cómo llegar

  • En coche: España y Portugal comparten frontera a lo largo de algo más de 1.200 km, por tanto viajar a Lisboa en coche es una opción a tener muy en cuenta. Desde Madrid, por la A5 y, ya en Portugal, por las autopistas A6 y A2.
  • En tren: Trenhotel Lusitania, de Madrid a las estaciones lisboetas de Oriente y Santa Apolonia. www.renfe.com
  • En autobús: oferta muy variada desde diversas ciudades españolas. He aquí algunas compañías:  Flixbus (telf. 39-02-94-75-92-08), Alsa (telf. 902-42-22-42. ), Avanzabus (telf. 912-72-28-32), Eurolines (telf.  902-40-50-40).
  • En avión: vuelos desde las principales ciudades españolas. Compañías: Air Europa (telf. 901-40-15-01), Air Nostrum (telf. 901-11-15-00), Easyjet (telf. 902-59-99-00), Iberia (telf. 901-11-15-00), Tap Air Portugal (telf. 351-707-20-57-00.), Vueling (telf. 807-20-02-00). El aeropuerto de Lisboa está a 6 km del centro: www.aeroportolisboa.pt/pt

Cómo desplazarse

Desplazarse por la ciudad es muy fácil: en autobús, tranvía, metro, ascensor, funicular, taxi, telecabina, o incluso el tren para acercarse a la costa. A cambio, dejad aparcado el coche.

 

Dónde Dormir

  • Hay alojamientos para todos los gustos: albergues juveniles, “hostels” privados con la mejor relación calidad-precio, campings, pensiones familiares, hoteles de todas las categorías y algunos alojamientos con encanto.

Lisboa

Lisboa es un destino ideal para pasar un estupendo fin de semana y sin gastar demasiado A su cercanía geográfica (desde Madrid, en avión se tarda poco más de una hora) se une su cercanía «personal», que hace que los lisboetas reciban al viajero con su mejor sonrisa esperando apenas algunas palabras en portugués para entablar conversación...

QUÉ VER Y HACER EN Lisboa ...


Qué ver

Praça do Comércio, con el Arco Triunfal y el Cais das Colunas

El espacio urbano abierto al Tajo que conforma la Praça do Comércio, con el Arco Triunfal y el Cais das Colunas, puerta noble para desembarcar en la ciudad.

Elevador de Santa Justa

Imprescindible la vista que se contempla desde el Elevador de Santa Justa, levantado en 1900 para facilitar el acceso al Convento do Carmo desde la parte baja de la ciudad.

Chiado

Desde las ruinas a cielo abierto del convento gótico del Carmo, testimonio vivo del terremoto de 1755, os adentaréis en el corazón del Chiado. Imprescindible la visita al museo arqueológico que alberga el convento.

Jardín São Pedro de Alcântara

En Bairro Alto, el jardín São Pedro de Alcântara ofrece una bella vista de los tejados de Baixa y el Castelo de São Jorge enfrente.

En la colina del Castelo de São Jorge

Esta construcción musulmana del siglo XI ofrece unas espléndidas vistas.

Alfama

Las calles, escaleras (“calçadas”) y callejones sin salida (“becos”) de este viejo barrio son el preludio para cenar en alguna de sus tascas y acabar la noche mecidos por un fado.

Miradouro de Santa Luzia

Desde el Miradouro de Santa Luzia se contemplan bellos atardeceres sobre los tejados de Alfama y el agua del Tajo.

Torre de Belém y el Mosteiro dos Jerónimos

Es imprescindible una visita a estos tesoros del arte manuelino, además de saborear los ricos “pasteis” de la Antiga Confeitaria de Belém.

El legado artístico de Lisboa

Un recorrido por los museos de la ciudad nos aproximará al inmenso legado artístico de la capital lisboeta. No hay que perderse, entre otros, el Museu Nacional de Arte Antiga, el museu de Arte, el Museu de Arquitectura e Tecnologia, el Museu Nacional do Azulejo, el Museu Coleccão Berardo,  la rica colección de arte oriental y occidental del Museo Calouste-Gulbenkian...

El Parque das Nações

A bordo del telecabina, con una visita final al Oceanário, el segundo mayor de Europa.

 

Qué hacer

Un viaje en el tiempo
A bordo del mítico tranvía nº 28 por las inclinadas calles lisboetas, desde Martim Moniz a Campo Ourique, atravesando los populares barrios de Graça, Alfama, Baixa y Estrela.

A la hora del aperitivo…
… probar una “ginjinha”, la bebida genuinamente lisboeta.

Hacer un alto para comer…
… en el Mercado da Ribeira. Buena gastronomía y buenos precios.

Darse un baño de naturaleza
En el oasis de la Estufa Fria, el invernadero frío del parque Eduardo VII, el espacio verde más extenso de Lisboa.

Visitar los alrededores de Lisboa

Qué comer

 La cocina portuguesa incorpora los productos de todos los territorios que pertenecieron un día a Portugal, desde la canela hasta el curri. Lisboa tiene innumerables restaurantes populares, pero también restaurantes tradicionales y de nuevas tendencias. De los árabes heredaron la “cataplana” para cocinar al vapor mariscos, pescados, carnes y verduras.
Para empezar, los “petiscos” o tapas portuguesas (embutido, ensaladas de verduras, sabrosos quesos, caracoles o “caracóis”, ensalada de pulpo…); consomés y sopas, como la “sopa da Pedra”, la “açorda de mariscos”, el “caldo verde”, el “cozido” (potaje típico de Lisboa), la “canja” (de pollo y arroz), guisos como las “feijoadas” de alubias; entre los pescados y mariscos, bacalao (emblema nacional), almejas y muchas platos a la parrilla (“grelhados”), estofados o en “caldeirada”, y entre las carnes, el “porco (cerdo) á alentejana”, las “tripas à moda do Porto” (callos), el “frango piri piri” y “no churrasco” (pollo a la parrilla y a la brasa) que sirven en las “churrascarias”, el “bife à portuguesa”, la “chanfana” (cabra). Y curiosidades como la “francesinha” (una especie de sándwich típico de Oporto, que es una bomba calórica). Sin duda, frecuentaréis las “pastelarias”; probad el pastel de Belém, el “melhor bolo de chocolate do mundo”, la “baba de camelo”, las mousses de chocolate, las bolas de Berlim, las “queijadas” y los “travesseiros” de Sintra, las “mil folhas”, el bolo de arroz…

 

Fiestas y festivales

  • 1-10 de febrero: festival de fado. Nuevas tendencias junto con el fado más tradicional.
  • Viernes Santo y Pascua: Lisboa pierde su animación porque es la fiesta familiar por excelencia y todo está cerrado.
  • Después de Semana Santa: festival de música clásica. En el centro cultural de Belém.
  • 25 de abril: fiesta de la Revolución de los Claveles (fiesta de la Libertad).
  • 10 de junio: fiesta nacional.
  • 12-29 de junio: toda Lisboa honra a san Antonio de Padua (el 13 es festivo en Lisboa) y san Juan (el 24). Desfile de bandas en la avenida da Liberdade y bailes en los barrios populares. Al tiempo se celebran las Festas de Lisboa: exposiciones, teatro de calle, conciertos… Programa en la oficina de turismo.
  • 9-10 de julio: Super Bock Super Rock Festival. Una conocida cerveza portuguesa promueve el rock. • superbock.pt •
  • 5 de octubre: fiesta de la República.
  • 25 de octubre: Lisboa celebra la toma definitiva de la ciudad a los musulmanes (1147).
  • 1 de diciembre: fiesta de la Restauración de la Independencia.
  • 8 de diciembre: fiesta de la Inmaculada Concepción.