Si se te empieza a hacer monótona la Nochevieja, quedarte en casa y refunfuñar con las uvas, que si pelarlas antes de las doce, que si cuidado con los huesecillos, que si yo prefiero gominolas… Hay infinidad de costumbres en todo el mundo dedicadas a entrar con buena fortuna en el año y encima puedes aprovechar para pasarlo genial con la familia y amigos.
Te vamos a proponer un viaje a algunos de los destinos con las tradiciones para iniciar 2019. ¡No te lo pierdas!

1.Escocia: Edimburgo celebra el Hogmanay

¿Eres de esos a lo que una noche le sabe a poco? Que no cunda el pánico, en Escocia tienen justo lo que necesitas. Los escoceses hacen honor a sus raíces vikingas y preparan una celebración digna de Thor. Vamos, que se pasan celebrando el año nuevo tres días. El Hogmanay comienza con un desfile de antorchas el día 30, y numerosas danzas y actividades de tradición gaélica. Siguen el 31 con conciertos, fuegos artificiales y fiestas al aire libre. Y para curar la resaca el día 1 lo tienen claro, un chapuzón helado (y multitudinario) en South Queensferry. Además, ¡el dinero de la inscripción para participar en este peculiar baño está destinado a una causa benéfica!
Si necesitas más información para completar tu visita por Escocia no dudes en echar un vistazo a nuestra guía Trotamundos de Escocia.

 2. Países Bajos:  Ámsterdam y el Festival de la Luz

Si eso de festejar durante tantos días es mucho barullo, y prefieres más tranquilidad, en Ámsterdam organizan un precioso recorrido en el que infinidad de artistas presentan obras de arte mediante luces led. El Festival de la Luz ilumina la ciudad a partir de las 4 de la tarde, que es cuando empieza a anochecer, y puede verse tanto a pie como en un romántico crucero por el canal.

La guía Trotamundos de Amsterdam será vuestra fiel compañera de viaje. En ella tenéis también información sobre interesantes ciudades que se encuentran en los alrededores de Amsterdam: Haarlem, los pueblos del Ijsselmeer y Zaanse Schans al oeste y el norte; Gouda, Delft, La Haya y Rotterdam, al suroeste. 

3. Francia: París, la ciudad del amor

Haciendo honor a su fama de tener la ciudad más romántica del mundo, en Francia tienen la bonita costumbre de empezar el año con un beso. Besar a la persona amada al finalizar las campanadas simboliza la bienvenida a 365 días llenos de amor. Puede ser la guinda final a una romántica velada de paseo en barca por el Sena o una lujosa cena en la Torre Eiffel, que dispone de varios restaurantes en su interior. O si prefieres celebrarlo al aire libre puedes acercarte hasta el Arco del Triunfo pues es donde se congregan multitud de personas para celebrar el año nuevo con un espectáculo de fuegos artificiales.
Ni un solo rincón de la Ciudad de la Luz os será ajeno gracias a la guía Trotamundos de París, que os ofrece una exhaustiva visita por sus 20 arrondissements (distritos).

4. Croacia: un año nuevo más familiar

La capital croata tiene el honor de haber recibido varios años consecutivos un título muy especial. El de Zagreb ha sido votado varias veces como el mejor mercadillo de Navidad de Europa. Cuenta con belén viviente y numerosos espectáculos para los más pequeños. Conciertos al aire libre, muñecos de jengibre, patinar sobre hielo… lo tiene todo.
La guía Trotamundos de Croacia  os hará el viaje más fácil, pues viajeros expertos ya fueron antes para ofreceros un trabajo de campo digno de cualquier trotamundos.
¡Para qué esperar a leer si repite título en 2019 cuando puedes ir a comprobarlo por ti mismo!

5. Japón: cuantas más campanadas mejor

En Japón ven nuestras 12 campanadas y se ríen. No son nada comparadas con su tradición de año nuevo. Atentos a su ruidosa costumbre: los templos budistas de Japón llevan a cabo cada año nuevo el joya no kane, consistente en dar nada menos que 108 campanadas. Sí, sí, 108. La finalidad de este sonoro ritual es entrar en el nuevo año de la forma más pura, espantando los 108 pecados naturales presentes en todas las personas.

Conoce esta fascinante cultura con nuestra guía de Japón.

Solo nos queda desearos que disfrutéis del viaje y que el próximo año 2019 venga repleto de muchas aventuras y viajes apasionantes.

¡Feliz Año Nuevo!