Un viejo y olvidado tramo del Transiberiano original es, en realidad, una de las partes más espectaculares y complejas de todo su recorrido. Puentes, túneles y muros de piedra centenarios robados a una escarpada costa, han conseguido sobrevivir milagrosamente a una nueva ruta principal mucho más rápida y económica. Quizá por eso hoy es una de las propuestas más atractivas que ofrece el lago Baikal, en Siberia, la mayor reserva de agua dulce líquida del planeta Tierra.

Panorámica del lago Baikal desde un puente de la vía Circumbaikal

Cirkumbaikal y Transiberiano

La vía original Circumbaikal bordeaba el gran lago por el lado suroeste. Al completarse contaba con un total de 260 km, de los cuales hoy solo 89 km pertenecen al tren histórico, mientras que el resto siguen perteneciendo a la línea principal transiberiana. Esto quiere decir que los que vayan con prisa hasta Pekín o Validvostok también tendrán ocasiones de admirar las mágicas orillas del Baikal durante varias decenas de kilómetros, aunque no con el encanto que supone adentrarse en el tren histórico.

Los que tengan tiempo de desviarse, pueden remontar el río Angara desde Irkutsk hasta Listvyanka y Baikal con una embarcación pública. Una vez allí, se toma el tren histórico (una salida diaria) para terminar volviendo a conectar con la línea principal transiberiana en Sludyanka, tras hacer parada en lugares como Ulanovo, Maritui y Kulkut, en un trayecto de ¡5 mágicas horas!

Los trenes no son los viejos vapores de antaño y carecen de encanto, sin embargo tampoco ofrecen grandes comodidades y a eso hay que añadir que hay muchos túneles sin iluminación. Visto así puede parecer algo suicida elegir este desvío, pero los paisajes vírgenes y puros del lago, así como esta obra de la ingeniería ferroviaria centenaria, merecen el desvío.

La vía Cirkumbaikal en cifras

Primer trayecto: 1904
Longitud: 89 km
Tiempo de trayecto: 5 horas
Velocidad media: 18 km/h
Nº paradas: 20
Nº túneles: 39
Longitud de túneles: 9.063 m
Túnel más largo: 777 m
Puentes y viaductos: 248
Altura min. sobre agua: 5,3 m

La historia de la construcción

La primera fase de construcción de la vía Circumbaikal se llevó a cabo entre 1896 y 1900, desde la estación de Irkutsk hasta las orillas del lago en el cabo Barachnik, en lo que sería la estación Baikal. Paralelamente, se abrió otra línea desde la orilla opuesta del lago, en Babushkin (estación Mysovaya), con dirección a Ulán Udé. Así, mientras se completaba el resto de vía de debía bordear el lago por su lado suroeste, los trenes podrían cruzar sobre barcos rompehielos; aunque se cuenta que en el invierno de 1903-04, los hielos fueron tan intensos que tuvieron que transportar los vagones sobre el hielo tirados por animales.

Los trabajos para completar el arco se iniciaron en su parte más sencilla, la cara sur desde Mysovaya hasta Sludyanka, y completaron entre 1989 y 1901. La más compleja y costosa fue la de Slyudyanka hasta la original estación de Baikal, que es el trazado histórico que aún se conserva y al que nos referíamos antes.

Se comenzó en 1902 y terminó en 1904, después de una inversión millonaria, y unos trabajos en condiciones climáticas durísimas. Su remota localización, por otra parte, impedía el acceso de materiales y maquinaria, lo que obligó a hacer un trabajo que intercalaba lo prácticamente manual con las grandes explosiones de dinamita para atravesar la roca.

En 1905 finalmente comenzó a funcionar de manera regular, unido a la línea trasiberiana. A partir de 1911 sufrió mejoras y remodelaciones que incluyeron la apertura de numerosas estaciones a lo largo del trazado. Los daños que sufrieron algunas partes de la línea durante la revolución bolchevique de 1917, no impidieron que dichas obras trajeran un gran crecimiento y prosperidad a la zona durante las décadas venideras.

Pero debido a los altos costes de mantenimiento y a la poca velocidad del tramo Irkutsk- Baikal- Sludyanka, en la década de los 40 se decidió construir una línea eléctrica que fuera recta entre Irkutsk y Sludyanka, lejos de las costas del lago, acortando tiempo y distancia. Además, con la construcción de la hidroeléctrica del río Irkutk en los años 50, las conexiones Irkutsk-Baikal se interrumpieron debido a que el agua de la nueva presa inundaría bastantes partes del tramo.

Así, el tramo al que nos referimos aquí, de Baikal a Sludyanka, quedó fuera de las líneas principales cayendo en una peligrosa decadencia dadas las necesidades de mantenimiento de la compleja construcción. En los años 80 se planteó incluso su cierre y las poblaciones sufrieron un importante éxodo.

Afortunadamente en 1982 la vía fue declarada como reserva arquitectónica nacional y se puso bajo protección del Estado. Así comenzó un proceso de promoción turística con algunas inversiones en infraestructura que, sin embargo, no ha causado aún grandes efectos y sigue siendo una opción alejada de las masificaciones.

Un viejo túnel abandonado tras obras de mejora

Texto: Miguel Cuesta. Fotos: 123RF.