El fallecimiento del patrón de Irlanda se festeja cada 17 de marzo con distintos actos en los que no faltan música, baile, comida y bebida y los símbolos universales de esta nación -el color verde y los tréboles. Sorprende que, además de en la República de Irlanda e Irlanda del Norte, el calendario lo señale como festivo en la isla caribeña de Montserrat, dependiente del Reino Unido, y en la provincia canadiense de Terranova y Labrador.

Identidad, arte y cultura irlandesas

En las principales ciudades irlandeses, Dublín y Belfast, se organiza una agenda en la que lucen en todo su esplendor la identidad, el arte y la cultura de la isla. En la capital de la República de Irlanda, los festejos se prolongan durante cuatro o cinco días y su plato fuerte es su gran desfile, que cada año se basa en una temática diferente, y que supone una explosión de color, música y diversión a lo largo de la calles de la ciudad. Durante estos días los principales edificios de Dublín se tiñen de verde; se disfruta de la música tradicional (Céilí); la cerveza (Guinness) y el whiskey y se realizan rutas en las que se recrea la vida del santo. En la capital de Irlanda del Norte, la celebración se sitúa principalmente el 17 de marzo. El desfile parte desde el bello ayuntamiento de la ciudad y encabeza los festejos con músicos, artistas, bailarines profesionales y aficionados entre sus participantes. Además siempre hay espacio para la música en directo y los bailes tradicionales, para los homenajes gastronómicos y para comprar tréboles, símbolo irlandés. Según se cuenta, el santo utilizó un trébol de tres hojas para explicar a los paganos irlandeses en qué consistía la Santísima Trinidad, de aquí proviene también en color verde que inunda esta celebración.

Celebración de San Patricio en Dublin frente al Temple Bar

San Patricio, festivo en el Caribe y en Canadá

Llama la atención el hecho de que San Patricio sea un día festivo en Montserrat, conocida como la “isla esmeralda del Caribe”. La explicación es la siguiente: se convirtió en refugio para los católicos irlandeses que fueron perseguidos en otras islas del Caribe. Además la festividad recuerda el levantamiento fallido de un grupo de esclavos en 1768 contra los europeos que la colonizaron que, en su mayoría eran irlandeses. La celebración fusiona la herencia irlandesa y africana a lo largo de varios días. En la provincia canadiense de Terranova y Labrador también es festivo y se celebra el lunes más próximo al 17 de marzo. En ciudades como Toronto y Montreal se organizan con motivo de San Patricio populares desfiles en los que no faltan tréboles, arpas o los simpáticos duendes leprechauns.

… y en el resto de mundo

La diáspora irlandesa a lo largo de los siglos ha propiciado que a lo largo del mundo se festeje San Patricio con multitud de desfiles llenos de colorido, música y jolgorio. En Reino Unido destacan las celebraciones en el centro de Londres, mientras que en Estados Unidos sobresalen los de Nueva York -allí alza la famosa catedral de Saint Patrick; el de Boston, la ciudad más irlandesa del país o el de Chicago, cuyo primer desfile tuvo lugar en 1955. No se quedan atrás en Australia, con Sídney y Melbourne, a la cabeza, y en Nueva Zelanda, con Auckland como centro de los festejos.

Desfile de San Patricio en Chicago

San Patricio es una fiesta tan internacional que se celebra en lugares, a priori, “tan poco irlandeses” como Japón, Dubái y Rusia. España no es una excepción y solo hay que buscar un pub irlandés para vivir esta fiesta. Una estupenda oportunidad para descubrir la cultura irlandesa a través de la alegría y diversión con la que se recuerda a su patrón.

Felicitación por San Patricio

Texto: Elisa Blanco
Imágenes: Shutterstock y 123RF