Bienvenido a Marruecos


Hamanes, kasbas, cumbres nevadas, desiertos, medinas, oasis, ciudades imperiales...

 

País montañoso, bañado en sus más de 1.800 km de costa por el Mediterráneo y el Atlántico y rodeado también por el mar de arena del Sáhara, Marruecos posee cumbres de más de 2.000 m, fértiles valles, llanuras desérticas y oasis, además de una gran variedad de climas. Podría decirse que es un país frío donde el sol es abrasador. Paraíso de aves y reptiles, su flora es una de las más ricas del norte de África. Y su patrimonio arquitectónico, el más variado de los países del Magreb: desde las kasbas bereberes de las rutas de las caravanas hasta sus medinas de tejas esmaltadas, artesonados de cedro, celosías, arcos de herradura, zelliges y muchas otras muestras del saber hacer de los artesanos marroquíes. Deportes náuticos y de aguas bravas, senderismo, esquí, una rica artesanía..., y en la mesa, tajín, cuscús, harira, pastillas, pasteles y, sin duda, un té a la menta.
 

ANTES DE IR A Marruecos ...


Antes de salir

 Señas de identidad
  • Capital: Rabat.
  • Idiomas: árabe clásico, amazigh o bereber.
  • Moneda: dírham.
Documentación
  • Pasaporte, con una validez mínima de seis meses.
Sanidad y Seguros
  • Se recomiendan la vacuna DTP (difteria, tétanos, polio) y contra la hepatitis B.
¿Cuándo ir?
  • Primavera y otoño son épocas ideales para visitar Fez, Mequínez y Marrakech. Al Sáhara es mejor entre octubre y febrero. En el Atlas, el invierno es duro y las noches frías todo el año.
Clima
  • Varía mucho según las regiones: en la costa atlántica hay un clima templado con inviernos suaves y veranos cálidos. En el centro el clima es de montaña, en el sur desértico, y en el norte, mediterráneo.
Diferencia horaria
  • Una hora más en la España Peninsular, salvo en el mes de ramadán que son 2 horas.
 Seguridad
  • No es un país peligroso, pero hay que estar atentos en las aglomeraciones.

Cómo llegar

Son varias las compañías aéreas que viajan a Marruecos de forma regular y desde los principales aeropuertos españoles: Air Europa, Binter Canarias, Iberia, Royal Air Maroc. También existe la oferta de bajo coste como Air Arabia Maroc, Ryanair y Vueling.

 

En barco hay ocho compañías navieras que ofrecen servicio a cuatro puertos de Marruecos (información https://www.ferries.es). También se puede viajar en autobús, con Alsa (https://www.alsa.es) y Eurolines (http://www.eurolines.es/es/) o llevar el coche en ferri.

Cómo desplazarse

El coche garantiza más libertad y no es muy caro, pero hay que estar muy atento al volante. El tren también es una buena opción para las principales rutas. En cuanto a la red de autobuses, cubre bastante bien el país, incluso las zonas alejadas. Si solo pretendéis visitar algunas ciudades grandes, el automóvil es francamente inútil.

Dónde Dormir

Los cámpings, excepto algunos casos, no están muy bien acondicionados y los albergues juveniles no son muy numerosos (una docena de la red Hostelling International en las principales ciudades, y algunos privados, sobre todo en Marrakech y el norte del país). La opción del hotel es lo más aconsejable; si bien hay muchos hoteles de categoría superior, los de categoría media (dos estrellas) son escasos, y los establecimientos sin clasificación, en particular los situados fuera de las rutas turísticas, son rudimentarios. También existe la posibilidad de las casas de huéspedes o el alquiler de apartamentos, si se viaja en grupo. Los riad y dar son alojamientos agradables y los que ofrecen la mejor relación encanto-confort-precio.

Marruecos

No descubriréis Marruecos, sino que será este país el que se mostrará ante vuestros ojos a medida que transcurran los días, esos días que se prolongan hasta que el tiempo parece casi detenido. La guía Trotamundos de Marruecos no va a desvelaros ningún secreto, pero sí os hará el viaje más cómodo...

QUÉ VER Y HACER EN Marruecos ...


Qué ver

Dunas del Erg Chebbi, cerca de Merzuga, Marruecos
Merzuga y las dunas del Erg Chebbi

Erg Chebbi es la atracción de la zona. No os la podéis perder. Se trata de un gran montón de arena de unos 27 km de largo por entre 6 y 7 km de ancho

Tánger, vista de la medina, Marruecos
Tánger

Una ciudad donde todo es posible. Escenario de novelas, películas de aventuras y espías, entre dos continentes y dos mares. Perdeos por las abarrotadas callejuelas de su medina.

Chefchauén, vista de las fachadas azules en calle con naranjo, Marruecos
Chefchauén

Ciudad santa, asentada sobre una ladera de 600 m de altitud, su color azul no deja de atraer a los visitantes, que abarrotan sus estrechas callejeulas que suben y bajan sin cesar.

Koutoubia,  plaza al atardecer con palomas volando, Marrakech
Marrakech, Fez, Mequínez y Rabat: las ciudades imperiales

Palacios, edificios art déco, casbas, laberínticas medinas, necrópolis y mausoleos, riads, mezquitas y madrazas, hamanes y los zocos árabes más bellos... Y también desde Mequínez, posibilidades para explorar Volubilis y Mulay Idrís.

Casablanca, tranvía por calle, Marruecos
Casablanca

El reflejo de un país en movimiento. La gran mezquita, la medina, el puerto, el barrio de los Habous, el Maarif, los edificios art déco… y además sede de la futura torre más alta del continente africano.

Esauria, puerto marinero, barcas de pescadores,Marruecos
Esauira

La antigua Mogador es una ciudad auténtica y ajena al paso del tiempo de la que resulta difícil escapar. Pasead por su medina y entablad contacto con su población.

La carretera entre Rich e Imilchil, Atlas, Marruecos
La carretera entre Rich (o El-Ksiba) e Imilchil: el Atlas en todo su esplendor

Esta bella carretera pavimentada merece por sí misma el viaje a Imilchil. Los paisajes áridos y verdes se alternan con una diversidad inusitada: ¡el Atlas en todos sus estados geológicos!

Valle de Ourika, Marruecos
El Alto Atlas Occidental: valle del Ourika, el Ukaimedén, Imlil, Tizi-n-Test

Una barrera natural al sur de Marrakech. Los contrastes de colores resultan fascinantes: la blancura de los picos nevados, el rosa de las flores de los frutales, el verde de la hierba fresca, el rojo anaranjado de la tierra...

Ait ben hadu, ksour(castillo) construccion en arcilla, Marruecos
Ait Ben Hadu

A 30 km de Uarzazat, uno de los ksour (castillo) mejor conservados del sur de Marruecos. En esta fortaleza, Patrimonio de la Humanidad, un dédalo de callejuelas y pasajes se entrelazan entre las frágiles casas de adobe.

 

Las murallas de Tarudant, Marruecos
Las murallas de Tarudant

A 80 km de Agadir, en el Anti-Atlas, «la pequeña Marrakech» conserva un cinturón amurallado de 7 km. Puede recorrerse en bicicleta o en calesa.

palmeral de Zagora, Marruecos
De Agdz a Zagora: el valle del Drâa

164 km de carretera bordeando el uadi en un valle de palmerales –entre los más bellos del país–, campos y ksur de adobe. Es la tierra de los harratine.

 
Valle del Dadés, vista  de palmerales, Marruecos
Los palmerales del sur 

Al comienzo del valle del Dadés, desde Uarzazat hasta el Tafilatef se suceden cientos de miles de palmeras y terrenos de regadío. Skura, Tinerhir, Tinejdad, Tafilatef… La estrecha relación del hombre y el agua.

Qué hacer

Plaza de Jemaa- el- Fna en Marrakech, al caer la tarde.
En Marrakech, al caer la tarde…

Tomar un té a la menta en una terraza con vistas a la plaza Jemaa-el-Fna y disfrutar del espectáculo.

Hacer trekking por el valle de Ammeln, en el corazón del Anti-Atlas

Al norte de Trafaut, en este oasis de montaña se cuentan 27 pueblos a la sombra de las laderas rosadas del jebel Lekst (2.359 m) y su Cabeza de León. Montañas escarpadas, olivos, palmeras, argán y almendros en flor.

Darse un chapuzón en la playa de El-Gzira, al sur de Agadir

Increíble playa moldeada por las mareas, que han esculpido en la roca cuatro arcos especialmente fotogénicos.

Chica surfera al lado de dos camellos en la Playa de Esauira
Surfear en la playa de Esauira

Dejad que el taros que sopla desde el mar impulse vuestras tablas en la magnífica playa de Esauira.

Riad de Marrakech, piscina termal, Marruecos
Pasar una noche en un riad

Os sentiréis como un pachá y lo recordaréis mil y una noches.

Andando, en asno o en 4 x 4 por las gargantas del Dadés y del Todgha

Magníficas gargantas en el Alto Atlas con unos paisajes espléndidos donde las casas se confunden con la roca y los uadis se deslizan entre sus altas paredes...  Aquí, la naturaleza es un espectáculo.

 

 

Qué comer

Entre las especialidades: mechuia (tomates y pimientos, ajo, aceite y limón); cuscús; tayín –el plato más extendido– de verduras y pescado o carne; entre las sopas, la harira (tomate, harina, lentejas o guisantes y carne) y la bissara (habas, aceite y especias); briuate, buñuelos de carne, sesos, salchichas, pescado, almendras; pastilla, pastel con almendras, relleno de pichón o pollo; keftas, albóndigas con especias; tanjia, un plato de Marrakech a base de cordero, especias y condimentos. En cuanto al pescado, es mejor comerlo en las localidades costeras. Los caracoles se venden en puestos callejeros. Y entre los dulces: kaab el ghzal o «cuernos de gacela», briuates con miel y almendras, griuch, halua rhifa (pastel servido en bodas, nacimientos o circuncisiones), ghoriba con almendras o sésamo, bechkito (galletas de mantequilla), mhanncha (especie de churros con canela), shebbakia (tiras de masa fritas, con miel y sésamo) y ktéfa, obleas con leche.

Fiestas y festivales

  • Aid el-Kebir o Aid el-Adha: fiesta del sacrificio del cordero. Manifestación religiosa y social muy importante que conmemora el cordero «enviado por Dios» a Abraham.
  • Ras el-Am: primer día del mes Muharram del calendario de la hégira.
  • Achura: décimo día del Muharram. Dos días en los que los niños y los pobres reciben regalos. La primera noche, los petardos os impedirán dormir. El segundo día la tradición autoriza a los niños a arrojar agua a los viandantes.
  • Aid el-Muled: conmemoración del nacimiento de Mahoma. Verdadera Navidad musulmana.
  • Ramadán: ayuno ritual.
  • Aid es-Seghir o Aid el-Fitr: fiesta de cese del ayuno.
  • Mussem: grandes fiestas populares para conmemorar la fundación de una provincia, una población o una comunidad. Los más célebres son el de Imilchil y Tan-Tan.
  • Fantasía: espectáculo muy colorista que simula las antiguas justas guerreras. Si tenéis ocasión, no os lo perdáis.
Esta Web utiliza cookies para ofrecer nuestros contenidos y realizar labores analíticas. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra
POLÍTICA DE COOKIES X