Bienvenido a Dubái


Un oasis de lujo en el desierto de Arabia

Dubái es mucho más de lo que uno ve a primera vista. El rascacielos más alto del mundo, los centros comerciales más grandes del mundo, el hotel con más estrellas del mundo… son algunos de los récords que ostenta esta megaciudad en el desierto a orillas del golfo Pérsico. A la excentricidad, suntuosidad y exageración, de la que hace gala sin mesura y con orgullo, como el centro financiero y Dubái Marina, hay que sumarle el hecho que no han dejado de lado su culto al islam ni sus raíces beduinas, las que se pueden percibir en las orillas del Khor Dubai, en sitios como Deira, la ciudad antigua, y Bur Dubai. Hay que visitar el Museo de Dubái y el Museo de las Mujeres para asomarse a la historia y al alma de sus habitantes. Acercarse al mercado de pescado para tomar el pulso a la ciudad. Subir al cielo de Burj Khalifa con el desierto de fondo. Y si es posible, tomarse un refrigerio en el exclusivo hotel Burj Al Arab, cuya silueta se ha convertido en el símbolo de la ciudad.

ANTES DE IR A Dubái ...


Antes de salir

Documentación
  • Con el pasaporte español en vigor se obtiene un visado de entrada a los Emiratos Árabes Unidos de forma gratuita e inmediata. Es válido para treinta días. Más información en la web de la embajada www.uae-embassy.ae/Embassies/es.
Sanidad
  • No se requiere ninguna vacuna. El agua es potable, aunque se recomienda beber agua embotellada. La atención médica es de calidad y los médicos hablan inglés.
Clima. Cuándo ir
  • El clima en Dubái es desértico. Teniendo en cuenta las altas temperaturas, se recomienda evitar los meses entre junio y septiembre. El resto del año se puede disfrutar de mejores temperaturas y de espectáculos locales tan vistosos como las carreras de camellos o  caballos.
Hora oficial
  • Hay una diferencia de 4 horas de adelanto respecto a la hora española. No hay cambio de hora en verano.

 

Imprescindible en la maleta
  • No deben faltar las prendas de lino, ligeras, finas y transpirables. Sombrero y gafas de sol. La ropa debe ser respetuosa con la cultura y lugares de culto. Un jersey no viene mal para los potentes aires acondicionados de los centros comerciales o si se va al desierto.
Moneda
  • La moneda oficial es el dirham EAU y su abreviatura es Dhs. Hay cajeros automáticos por toda la ciudad. No hay problema en utilizar las tarjetas de crédito más comunes.
A tener en cuenta
  • Dubai y los Emiratos Árabes Unidos son territorios musulmanes. Los ciudadanos extranjeros, en general, y la mujeres, en particular, deben tener presentes las diferencias culturales. La mayoría de edad para consumir alcohol (para no musulmanes) es 21 años. Las demostraciones públicas de afecto están consideradas delitos contra la moral. Las relaciones entre personas del mismo sexo son ilegales, al igual que las relaciones fuera del matrimonio, por eso en los hoteles pueden pedir el certificado de matrimonio.

Cómo llegar

Dubái es un importante núcleo de comunicaciones aéreas entre Asia y el resto del mundo. Cuenta con dos aeropuertos internacionales Al Maktoum y el Dubai International Airport. El segundo es el más moderno y a donde llegan los vuelos procedentes de España y otros países europeos. Emirates es la aerolínea oficial de Dubái y la única que vuela directa desde España.

Con escalas se puede volar con Fly Dubai, Etihad y Qatar Airways. Es posible utilizar también Turkish Airlines, vía Estambul. Si se desea volar con Iberia se tiene que hacer escala en Londres porque tiene un vuelo operado con British Airways.

Cómo moverse

Desde el aeropuerto se puede llegar al centro en taxi. Hay varias compañías. Igualmente existe un servicio de taxis solo para mujeres, con el techo de color rosa. Las tarifas son diferentes dependiendo a la zona que se vaya. La web www.dubaitaxi.ae informa del coste de la carrera y la bajada de bandera. También la línea roja del metro llega hasta las terminales del aeropuerto.

Dubai no es una ciudad para caminar. Lo más recomendable es utilizar los taxis, que son cómodos y no son demasiado caros. Si se prefiere el transporte público, existe una red de metro, autobús, tranvía y medios acuáticos que funciona con la tarjeta recargable Nol, de color rojo (www.nol.ae).

Para cualquier consulta sobre transporte en Dubái en www.rta.ae.

Los ciudadanos españoles puede conseguir un permiso de conducir temporal para conducir por Dubái. En los EAU se circula por el lado derecho de la carretera.

Dónde dormir

La oferta es abrumadora en esta ciudad. Se puede optar por una sencilla casa de huéspedes de arquitectura tradicional o por los más lujosos y vanguardistas hoteles de sietes estrellas como el Burj Al Arab. La plataforma Airbnb pone a disposición de sus usuarios un amplio número de estancias a precios razonables, y muchas de ellas con piscina. Otra alternativa para alquilar un apartamento es la empresa Dubai Apartments (en el precio hay que añadir una tasa turística por noche).

Ojo, recordad que conforme a las leyes locales para que una pareja pueda alojarse en la misma habitación tiene que presentar el certificado de matrimonio.

Dubái

La Guiarama de Dubái ofrece un acercamiento al emirato árabe y su capital, a orillas del golfo Pérsico. Dubái es un destino novedoso, diferente y lleno de sorpresas. Este pequeño emirato lleno de récords (como el edificio más alto del mundo, el Burj Khalifa) puede ser el lugar soñado para viajeros curiosos, para los que no tienen prejuicios y para quienes disfruten de las compras...

QUÉ VER Y HACER EN Dubái ...


Qué ver

Fuerte Al Fahidi en Dubai, Museo Nacional
Museo de Dubái

Instalado en el fuerte de Al Fahidi, a orillas del canal Khor Dubai, es la construccion más antigua de la ciudad (1787). En su interior, a través de objetos, maquetas, cerámica, armas, etc., se explica la transformación de Dubai, desde sus orígenes como aldea beduina al gran centro de negocios y del petróleo que es hoy.

Mezquita de Jumeirah en Dubai, Emiratos Arabes Unidos.
Mezquita de Jumeirah

Es la única mezquita en Dubái a la que pueden acceder los no musulmanes. Construida en piedra blanca, siguiendo la tradición fatimí, puede albergar en su interior a 1.200 fieles. Conviene recordar que para entrar hay que descalzarse y las mujeres cubrirse la cabeza.

Burj Khalifa, el edificio más alto del mundo

Este estilizado y desafiante edificio de 828 m y que parece rozar el cielo, es el nuevo y último icono del Dubái superlativo. Es el más alto del planeta y su cima se divisa a 95 km de distancia. Su arquitecto, Adrian Smith, se inspiró en una flor del desierto.

Torre de viento en el barrio de Al Fahidi, en Dubái.
Torres de viento en Al Fahidi

Al Fahidi es un tradicional barrio de calles laberínticas, palmeras y casas de adobe, coronadas por las icónicas torres de viento (barjee), que proporcionan ventilación de forma natural. Tras el boom del petróleo, muchas casas se transformaron en villas de lujo.

Hotel Burj Al Arab en Dubai
Hotel Burj Al Arab

Es el unico hotel de siete estrellas del mundo y su elegante figura, en forma de vela desplegada al viento, es un homenaje al mar del Golfo Pérsico, a los míticos pescadores y buscadores de perlas que por allí navegaban antes de la llegada de los jeques.

Dubai Marina y Palm Jumeirah

Dubai Marina es la zona residencial más lujosa y nueva, con su puerto deportivo lleno de flamantes yates, restaurantes y cafés. La isla artificial en forma de palmera es un hito de la arquitectura más vanguardista, un mega proyecto de costes desorbitados que aún está por terminarse, con viviendas exclusivas, hoteles de lujo, monorraíl,  parque acuático...

Qué hacer

Puesto en el Zoco de las Especias, en Dubai.
Ir a un mercado tradicional

El mercado de pescado o el zoco de las especias en Deira, el centro histórico de Dubái, donde los puestos exhiben su mercancía en sacos de arpillera, son lugares indispensables para conocer la gastronomía árabe y sus sabores y olores peculiares y practicar la costumbre del regateo.

Opera de Dubái.
Asistir a la ópera

En el poco convencional edificio de la Ópera de Dubái, que con la iluminación nocturna cobra gran espectacularidad, hay programadas actuaciones de gran calidad y precio asequible.

Abras, barcos de madera típicos en el barrio antiguo de Deira, Dubai.
Una travesía en abra

Estas tradicionales embarcaciones árabes siguen navegando por el canal Khor Dubai, cruzando de una orilla entre Deira y Bur Dubai. El precio del trayecto apenas es de un dirham.

Granja de cammelos
Visitar una granja de camellos

Es interesante acercarse y ver cómo crían y domestican a este animal que ha sido tan importante para su población. A 35 km de la ciudad está la de Al Aweer.

Desierto de Arabia.
Un safari por las dunas

Merece la pena poner rumbo al desierto y vivir la experiencia de escapar de esta ciudad hiperurbanizada. Tan solo así se podrá descubrir qué se siente al asistir a una puesta de sol en un paraje tan atractivo y distinto como el desierto de Arabia. Muchas agencias ofrecen tours, excursiones o rallies.

Gran acuario en el centro comercial Dubai Mall.
De compras en un gran centro comercial

Dubái es el paraíso de la compras, y aquí los centros comerciales tienen otras dimensiones: además de cientos de tiendas exclusivas y de marcas internacionales, restaurantes y cafés, incluyen parques de atracciones para niños, acuarios, zoos, pistas de patinaje y de esquí, etc. El Dubai Mall es la "madre de todos los centros comerciales".

Qué comer

Hummus, plato básico de la gastronomía árabe.
      Junto con los platos heredados de la tradición beduina, preparados con canela, azafrán, cúrcuma, frutos secos y fruta deshidratada, están los trozos de pollo o cordero servidos en pan de pita y acompañados de verduras y tahina. Son muy típicos el falafel, unas croquetas hechas con garbanzos y sésamo, y el hummus, un puré de garbanzos. El pepino, el tomate y la berenjena también se dejan ver en muchas preparciones.
En los restaurantes más típicos se come con la mano derecha. Por razones religiosas, está prohibido el consumo de cerdo y no se sirve alcohol en la mayoría de establecimientos.
El café, llamado gahwa, es fuerte y especiado. Se toma de forma ceremoniosa en sintonía con las hospitalidad de la que hacen gala los árabes.
 

Cómo divertirse

Carrera de camellos en el desierto de Dubai.
       Las fiestas tienen un marcado sesgo religioso. Los viernes es día de oración y la ciudad se paraliza a partir del mediodía. En mayo-junio se celebra el ramadán, un tiempo de ayuno entre la salida y la puesta de sol. Cuando acaba el ramadán se hace una fiesta que dura tres días.

En septiembre tiene lugar una fiesta de cuatro días tras la peregrinación a La Meca, y  el Año Nuevo musulmán. En diciembre se celebra el día del Profeta.

En cuanto a los eventos deportivos, la ciudad se llena de glamour por la copa del mundo de carreras de caballos. Tiene lugar en el hipódromo de Maydan y se reparten los premios más cuantiosos del mundo. Sin tanto lujo pero más interesantes son las carreras de camellos.

Esta Web utiliza cookies para ofrecer nuestros contenidos y realizar labores analíticas. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra
POLÍTICA DE COOKIES X