Bienvenido a Dinamarca


Vivir al ritmo de las estaciones

Este pequeño país hecho de islas y penínsulas, por llano que sea, sorprende con paisajes variados: dunas vivas, fiordos o mesetas boscosas. Mención aparte merecen las exóticas islas Feroe y Groenlandia.
El éxito de la sociedad danesa no es casual: la sencillez, calidad y funcionalidad de sus objetos de diseño, de sus edificios, sus horarios comerciales, su civismo… todo se debe a un trabajo de siglos inculcando la estética de lo cotidiano, aboliendo dogmas y prejuicios, transmitiendo la herencia vikinga, esa que se apoya en la cooperación y el bienestar general, algo que el visitante agradecido valora como caído del cielo.
Bien sea en el extremo norte de Jutlandia o en las islas más pequeñas que adornan el sur, la cultura marinera y el legado vikingo brindan al danés esos aires espontáneos y magnánimos que, tras unas cervezas, ellos mismos han acertado en denominar "hygge".

ANTES DE IR A Dinamarca ...


Antes de salir

Documentación para españoles

Pasaporte / DNI. Para acceder a Groenlandia e islas Feroe se requiere obligatoriamente un pasaporte en vigor. Las autoridades danesas realizan en ocasiones controles aleatorios a la llegada a Dinamarca, incluso por vía aérea, procedente de países comunitarios, por lo que es especialmente recomendable revisar la validez de su pasaporte o DNI. No se necesitan vacunas.

Sanidad

La Tarjeta Sanitaria Europea permite obtener la asistencia médica pública necesaria si se enferma mientras se está de vacaciones en Dinamarca. La TSE no es un seguro de viaje, pero garantiza durante la visita un tratamiento médico en las mismas condiciones y con las mismas tarifas que a los ciudadanos asegurados en ese país. Recuerda siempre que los gastos se reembolsan de acuerdo con la normativa del país en el que recibes el tratamiento. Es recomendable suscribir un seguro de enfermedad complementario, principalmente para cubrir los casos que no cubre la tarjeta sanitaria europea: por ejemplo, servicios de rescate y ambulancia, asistencia sanitaria privada o repatriación.

Moneda

La moneda es la Corona Danesa (DKK, kr). Se cambia a ± 1 EUR = 7.460 DKK. Está dividida en 100 øre. Conviene llevar dinero en metálico para establecimientos que solo aceptan tarjetas danesas o aplican recargos.

El tiempo

El clima es muy inestable. Los veranos no son garantía de sol, con temperaturas que rara vez superan los 25 ºC. En junio hay luz hasta casi la medianoche y madrugadas crepusculares. La primavera y el otoño se muestran variables, fríos y lluviosos. Febrero es el mes más frío, con temperaturas medias de 0 grados y constantes precipitaciones. En época de invierno, se recomienda verificar la predicción meteorológica antes de iniciar desplazamientos por carretera o mar debido a las posibles alertas de fuertes tormentas que pueden afectar al buen funcionamiento de los medios de transporte, especialmente en lo relativo al servicio de transbordadores entre islas, así como el puente del Gran Belt (Storebæltsforbindelsen), que conecta las islas danesas de Selandia y Fionia, y el puente de Oresund (Øresundsbroen) que une Dinamarca y Suecia.

Qué llevar

En invierno conviene llevar ropa interior térmica además del imprescindible gorro de lana, anorak, bufanda, guantes... En verano, una chaqueta para la sombra o la tarde y un paraguas. También un antifaz en junio y julio, cuando amanece bien temprano (escasean las persianas).

Horario

Es el mismo que en la España peninsular.

Cómo llegar

En avión, especialmente las compañías aéreas Norwegian y SAS, y en menor medida Iberia y Vueling, conectan un buen número de ciudades españolas tanto con el aeropuerto de Copenhague como con el de Billund, próximo al parque de Legoland, o el de Alborg. El de la capital es el Københavns Lufthavne, ubicado en Kastrup, a unos 8 km del centro. Está conectado por trenes de cercanías S-tog (Terminal 3) que en 20 minutos llegan a la estación central (Hovedbanegården); por la línea 2 del metro, con paradas en el centro de la ciudad (cada 4-6 minutos de día, y cada 15-20 de noche); y por un servicio de transporte gratuito o el autobús 5A desde la Terminal 3 a la estación central.
Desde Hamburgo (Alemania) se puede alcanzar la capital danesa en ferrocarril; hay varias salidas diarias directas con trayectos de apenas 5 h.

Cómo desplazarse

El tren es recomendable. La red ferroviaria es muy extensa, empleando puentes o ferries para salir de la isla de Fionia y otras localidades costeras, llegando hasta Suecia. Está empleada por varias compañías; la mayor es la estatal DSB (Danske Statsbaner). Para zonas más remotas el autobús es más útil, aunque ofrece más problemas idiomáticos.
La capital cuenta con un tráfico marítimo de pasajeros considerable, sin embargo, la ciudad con verdadero movimiento marítimo en la isla de Zelandia es Helsingør, muy próxima a Suecia. La lejana isla de Bornholm está unida por mar con Køge. Los que viajen en coche pueden evitar peajes subiendo a los ferries Mols Linien que unen Sjællands Odde (Zelandia) con Aarhus o Ebeltoft (Jutlandia). Otras conexiones rápidas y prácticas en barco son las que enlazan las islas de Fionia y Æro, o Langeland y Lolland. Compañías como Smyril Line cruzan el Atlántico durante todo el año en la ruta que comunica Hirtshals con Tórshavn (Islas Feroe).

Dónde dormir

En general, el alojamiento se paga caro y, cuando se recurre a fórmulas de bajo coste, los alojamientos carecen de muchas de las prestaciones a las que en España estamos acostumbrados. No hay que olvidar que en muchos no incluyen el desayuno en el precio de la habitación, que también desglosa los correspondientes impuestos y tasas turísticas. Por tanto, la factura final puede resultar algo más elevada.
Los modernos campings daneses son una opción ideal para conocer el país en profundidad, ya que además suelen funcionar durante todo el año gracias a cabañas prefabricadas, una opción barata, cómoda, limpia y tranquila que ayuda a ampliar las aventuras del programa.

Dinamarca

Todo lo que hay que saber sobre Dinamarca. El volumen se compone de varias secciones. La primera consiste en una serie de Itinerarios a modo de propuestas de viaje que posibilitan la visita a las ciudades y lugares de mayor interés, a través de las vías de comunicación por carretera que reúnen mayor número de atractivos...

QUÉ VER Y HACER EN Dinamarca ...


Qué ver

Magníficamente conservado el castillo Egeskov en Dinamarca
Egeskov Slot

Además de uno de los más atractivos del país, es uno de los castillos mejor conservados de toda Europa, teniendo en cuenta que sumerge literalmente sus cimientos en el siglo XV. Descansa en pilares de roble, introducidos en el suelo inestable de esta región pantanosa.

Interior de una farmacia medieval en Den Gamle By
Den Gamle By

Entrar en Den Gamle By es como volver al pasado. En la ciudad de Aarhus se ubica el museo al aire libre más antiguo del mundo, un lugar único y original para conocer la historia urbana y cultural de Dinamarca.

Precioso atardecer junto al mar en Skagen, Dinamarca
Skagen

Esta localidad-balneario que inspiró a los artistas de la edad dorada danesa es el punto de partida perfecto para conocer la punta septentrional de Jutlandia: donde los mares del Norte y Báltico mezclan sus aguas.

Entre todas las edificaciones de Ribe destaca su Catedral
Ribe

Uno de esos imprescindibles para los que quieran adentrarse en la cultura, historia, paisaje y gastronomía del país un poco más allá del circuito habitual. Ribe se enorgullece de ser la ciudad más antigua de Dinamarca, fundada hacia el año 700.

Blancos acantilados de Mon que impresionan por su altura
Isla de Møn

Los acantilados de Møn, en el extremo oriental de la isla, irrumpen en el suave paisaje danés cortando de raíz su constancia. Sus blancas paredes calcáreas se extienden más de 6 km a lo largo de una costa formada durante millones de años.

Cascada y población de Gasadalur en las Islas Feroe
Islas Feroe

En el Atlántico Norte, vistas desde un avión se muestran tan verdes que parecen casi caribeñas: un paraíso de acantilados, musgo y plácidas praderas. Son 18 islas, una tierra de nieblas donde el número de corderos supera a las 50.000 almas que lo pueblan.

Qué hacer

Parque de atracciones de Tívoli iluminado durante la noche
Subir a una atracción del Tívoli

Este parque de atracciones de más de 150 años es el lugar más visitado de Copenhague, sueño hecho realidad de niños y mayores. Es preciso acudir a cualquier precio por su encanto trasnochado y su ambiente.

Aros Kunstmuseum en Aarhus, un referente de la arquitectura moderna de Dinamarca
Hacer un tour de arquitectura moderna

Las tendencias danesas se han colado en todas las revistas internacionales y blogs especializados en la materia. El nuevo edificio de la ópera en Copenhague o el ARoS Kunstmuseum, en Aarhus, son buenos ejemplos de ello.

Carrirbici en las calles de Copenhague
Alquilar una bicicleta

Es el medio de transporte favorito de los daneses. Están por todas partes, sobre todo en las ciudades grandes, y no solo son un medio de transporte saludable y limpio: representa un modo de disfrutar las cosas a menor velocidad.

Actores recreando tropas vikingas preparadas para combatir
Descubrir la cultura vikinga

En el centro vikingo de Ribe o en los museos de Roskilde o Aalborg se realizan juegos, talleres y exposiciones para amenizar la visita y conocer a fondo el periodo vikingo.

Entrada al parque de Legoland en Dinamarca
Visitar el universo Lego

Legoland es un parque de atracciones situado en la localidad de Billund en el centro de Jutlandia. Desde que se inauguró en 1968, es uno de los destinos más visitado de Dinamarca. Más de 45 millones de piezas Lego conforman las distintas áreas del recinto.

Muestra de distintas elaboraciones de smorrebrod
Degustar el Smørrebrod

Cocineros especialmente formados han hecho del smørrebrød una forma de arte, para mayor gozo de la vista y el paladar. Las pequeñas rebanadas de pan de centeno se decoran con arenque, anguila, salmón, lonchas de carne ahumada…

Famosa Sirenita de Copenhague, imagen de Dinamarca
Fotografiarse con la Sirenita
La Sirenita es el símbolo indiscutible de la ciudad de Copenhague y el monumento más visitado de Dinamarca.

Qué comer

Lomos de arenque marinados y enrollados
En Skagen son famosas las gambas y la platija, en Limfjord se puede degustar la anguila ahumada, asada o marinada en cerveza. En la costa son populares platos de pescado (bacalao, rape, mero negro), pero también hay carne (cordero) y postres hechos con bayas, abundantes en toda Dinamarca. De Sydjylland son las típicas salchichas y el solæg, huevos con cáscaras de cebolla marinados durante tres semanas. En Copenhague, el plato típico del almuerzo son los smørrebrød; sobre una rebanada de pan con mantequilla se preparan las más variadas combinaciones con arenque, salmón, huevos, salsas y mucho más. Las albóndigas conocidas como frikadelles son uno de los platos más extendidos: bajo su costra crujiente, el interior permanece tierno y suave, tras haber sido amasado con verduras, pescado o carne picada.

Fiestas y festivales

Senderista en lo alto de los acantilados de las Islas Feroe
Además de los genuinos parques de atracciones, los festivales de música estivales son también altamente recomendables: el de Roskilde (en julio), el SPOT de Aarhus (bandas escandinavas, en mayo) o el Festival de Jazz de Copenhague (julio).

A pesar del frío, los daneses hacen mucho ocio al aire libre y en el agua. Es muy popular el senderismo, la bicicleta, las actividades de orientación, la vela, el windsurf y el golf; en invierno también el patinaje sobre hielo, curling, esquí de fondo… Una actividad ampliamente practicada es la observación de aves, especialmente en las islas del sur y a lo largo de la costa oeste de Jutlandia.
Durante las cortas noches de verano también gusta estar al aire libre y se organizan actividades, por ejemplo en Ribe, con visitas guiadas que recorren las antiguas rutas de los guardias, o en los jardines de Tivoli de Copenhague, con música en directo.

Esta Web utiliza cookies para ofrecer nuestros contenidos y realizar labores analíticas. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra
POLÍTICA DE COOKIES X