Bienvenido a Berlín


Un organismo vivo

Si comparásemos una ciudad con un ser vivo, tendríamos que recurrir a Berlín, la ciudad que nació, creció, se echó a perder, renació, fructificó y evolucionó hasta convertirse en la metrópoli actual, una capital joven aunque cargada de experiencia, de historia y contradicciones. Una ciudad en la que el siglo XX ha descargado buena parte de sus episodios más turbulentos: káiseres, Weimar, incendios, Bauhaus, Juegos Olímpicos, nazismo, espionaje, reunificación… y hoy, Berlín se muestra sosegada. Los coches avanzan por sus calles sin prisa y las bicis imponen su ritmo. Un sinfín de parques hacen que todo ruido quede amortiguado. ¡Hay tanto que ver y visitar en sus museos, galerías, teatros y clubes musicales!

ANTES DE IR A Berlín ...


Antes de salir

  • Documentación. Los ciudadanos de la Unión Europea solo necesitan pasaporte o DNI en vigor para entrar en Alemania.
  • Sanidad. Los ciudadanos españoles pueden usar en Berlín la Tarjeta Sanitaria Europea, con la que pueden recibir asistencia básica y de urgencias. En el teléfono 1177 (solo en inglés) aclaran cualquier aspecto de su uso e incluso indican el centro sanitario al que hay que acudir. Los medicamentos solo se venden con receta médica.
  • Clima. Berlín tiene un clima continental húmedo, con inviernos fríos, veranos calurosos y estaciones intermedias marcadas por las lluvias. La mejor época para viajar es de mayo a septiembre.
  • Hora oficial. Es la misma que en la España peninsular. Por su situación, anochece antes que en España.
  • Cómo ahorrar. La Berlin WelcomeCard all inclusive permite acceso gratuito a 30 atracciones, museos, visitas guiadas y excursiones. Además, descuentos de hasta el 30% en varios espectáculos, restaurantes y tiendas. Incluye el billete de transporte público para la zona tarifaria ABC de Berlín. Y la Museum Pass Berlin permite visitar 30 museos durante tres días seguidos.
  • Moneda. La moneda oficial es el euro. La mayoría de los gastos del viaje se pueden pagar con tarjeta de crédito aunque siempre es conveniente llevar dinero en efectivo para pequeños gastos.

Cómo llegar

Hay numerosas aerolíneas que ofrecen vuelos directos desde diferentes ciudades españolas. Desde las económicas Ryanair y easyjet hasta Iberia y Luftansa.

Cómo desplazarse

Lo mejor es desplazarse a pie, en metro o bicicleta por el centro de Berlín, y utilizar el transporte público para acceder a los puntos más alejados.

La red de metro (U-Bahn) y autobuses (BVG) ofrece billetes especiales para los turistas así como la red de trenes suburbanos (S-Bahn).

Las líneas de autobús 100 y 200 son muy recomendables ya que recorren la avenida Unter den Linden desde la puerta de Brandeburgo hasta Alexanderplatz con paradas en todos los puntos de interés.

Los taxis son de color crema y llevan un cartel de TAXI en la parte superior y taxímetro. Hay paradas cercanas a los lugares de interés y también se pueden parar mientras se encuentran en circulación.  

Dónde dormir

Existe una gran variedad de alojamientos, con opción para encontrar hospedaje según las demandas y posibilidades económicas de cualquier viajero. Los hostels son una buena opción ya que son limpios, confortables y económicos. La mayoría dispone de habitaciones dobles, buena información turística y alquiler de bicicletas.

Berlín

Esta guía práctica y manejable, resulta ideal para realizar un viaje a Berlín, extensa ciudad situada en el centro de Europa y referente cultural de obligada visita. En el apartado, Una mirada a Berlín, se hace un breve recorrido por la historia de la ciudad, su población, su cultura, su naturaleza y paisaje, terminando con una breve lista de personajes berlineses que han pasado a la historia...

QUÉ VER Y HACER EN Berlín ...


Qué ver

Cúpula acristalada del Reichstag diseñada por Norman Foster
Interior de la cúpula del Reichstag

La obra acristalada de Norman Foster invita a reflexionar sobre la democracia moderna alemana a la vez que ofrece vistas sorprendentes de la ciudad.

Graffiti sobre el histórico muro de Berlín
East Side Gallery

Nada más caer el muro, 118 artistas de 21 países diferentes decoraron el antiguo lado oriental con murales relacionados con los cambios políticos sucedidos en 1989 y 1990, con la esperanza de un mundo mejor.

Isla de los Meseos y cauce del río Spree
Isla de los Museos

Desde 1999, la Isla de los Museos de Berlín en el río Spree constituye un conjunto arquitectónico y cultural elevado a la categoría de Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO. Los cinco museos de la isla son: el Museo de Pérgamo (Pergamonmuseum), el Museo Bode (Bode-Museum), el Museo Antiguo (Altes Museum), el Museo Nuevo (Neues Museum) y la Antigua Galería Nacional (Alte Nationalgalerie).

Atardecer junto a la icónica Puerta de Brandeburgo
Puerta de Brandeburgo

Uno de los monumentos más representativos de Berlín y por tanto visita obligada ya no solo por su valor artístico sino por toda la historia que ha vivido y, de las 18 puertas de entrada a la ciudad que tenía, esta es la única que sigue en pie.

Sobrio e impactante monumento en recuerdo de las víctimas judías del Holocausto
Monumento al Holocausto

Este memorial está dedicado a los seis millones de judíos que murieron víctimas del Holocausto, nos recuerda las atrocidades del nazismo. Fue diseñado por el arquitecto neoyorquino Peter Eisenman e inaugurado en 2005.

Reloj Mundial, imagen propia de la berlinesa Alexanderplatz
Alexanderplatz

Esta enorme plaza es uno de los centros neurálgicos de la ciudad y en ella se puede ver el Reloj Mundial, una gran estructura de metal que rota sin parar y muestra la hora de todo el mundo.

Qué hacer

Torre de Televisión de Berlín dominado el horizonte
Sube a la Torre de Televisión (Berliner Fernsehturm)

Es el símbolo de la ciudad y con sus 368 m es el edificio de acceso público más alto de Europa. Arriba se encuentra un mirador y justo encima un restaurante que gira 360º cada media hora.

Entrada al zoo de Berlín flanqueada por dos elefantes de piedra
Recorre el parque Tierganten

En el parque urbano más querido por los berlineses podemos, entre otras cosas, visitar el zoo, contemplar la Columna de la Victoria (Siegessäule), tomar un refresco en el Café del Neuer See o admirar el Monumento a Bismarck.

Barco turístico por el río Spree
Pasea en barco por el río Spree

Desde la cubierta se pueden contemplar de cerca las fachadas de los edificios más antiguos y modernos de la ciudad. A bordo disponen de audioguías en español lo que invita a conocer la historia y las curiosidades de los monumentos que se observan durante el recorrido.

Detalle del mural de un Elefante jugando con un globo en Berlín
Descubre el Arte Callejero

Un gran número de grafitis colorean, alegran y remueven conciencias en las calles de Berlín, especialmente en Friedrichshain y Kreuzberg. La Strassenkultur (cultura de las calles) es un arte efímero que corresponde al espíritu de la ciudad.

Famoso puesto de comida rápida en Hardenbergplatz, el Curry 36
Come una salchicha berlinesa (currywurst)

La comida rápida y barata de Berlín es la salchicha bañada en kétchup y curry. La fama la tiene el chiringuito Curry 36 de Hardenbergplatz, junto a la estación de Zoo.

Puestos del mercado callejero del parque Mauerpark
En busca de gangas en Mauerpark

Los domingos, en el barrio de Preuzlauer Berg, al lado del parque Mauerpark se celebra un popular mercadillo al aire libre al que acuden todo tipo de vendedores y compradores, la mayoría no profesionales. Aquí se ve de todo: ropa, discos de vinilo, instrumentos musicales, bicicletas…

Qué comer

Puesto de comida típicamente alemana
Bude, quiosco, chiringuito, e imbiss, tentempié, son las palabras que aparecen en los puestos que hay en la calle. Ingerir una salchicha Wurst, asada, Bratwurst, un Döner-kebab turco, Hallumi (lo mismo pero de queso) o un falafel (vegetariano), es una costumbre muy alemana. En Kantstraae, esquina Kaiser- Friedrich- Strasse, una placa recuerda que lo inventó allí Herta Heuwer.

Una costumbre muy alemana es quedar a desayunar los sábados y domingos en un bar. El Brunch es casi un rito que suele durar de 11 h a 14 h. El bufé consta de zumos, fruta, platos calientes y fríos.

Entre los platos más difundidos están el Eisbein (codillo de cerdo) y el Rippen Kassler (chuletas de cerdo ahumadas), las Bouletten (albóndigas con ensalada de patatas), la Aalgrün (anguila hervida con salsa de eneldo) y las Kartoffelpuffer (tortitas de patata con salsa de manzana).

Fiestas y festivales

Los alrededores del Ku’damm acogen los bares que durante los últimos cuarenta años han tenido mayor predicamento en Berlín Oeste y a los que suele acudir gente de más de treinta elegante y con dinero. En el cercano Schöneberg se concentran locales frecuentados por homosexuales y locales alternativos. En Kreuzberg acude gente de fuera, extranjeros y de otros barrios por su ambiente alternativo y muy interesante.

En Mitte suele haber público joven dispuesto a tirar la casa por la ventana. Es la parte más turística de Berlín.

Prenzlauer Berg es prácticamente igual que Mitte, pero un poco menos turístico. Friedrichshain es la zona más barata de Berlín Este y está llena de estudiantes y jóvenes alternativos que se reúnen en los bares de la calle Simon-Dach-Strasse.

Berlín no tiene hora de cierre de locales. Normalmente están abiertos hasta las 12 h de la noche, los fines de semana hasta las 4 h.

Esta Web utiliza cookies para ofrecer nuestros contenidos y realizar labores analíticas. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra
POLÍTICA DE COOKIES X